Castillo de Malahide

Impresionante, verdad? parece sacado de una película, es el castillo de Malahide.

Se encuentra en la costa de Dublín, a unos 13 Km del centro de la ciudad, se puede llegar en autobús desde Dublín, el número 42 y en el Dart desde Connolly Station.

La entrada cuesta unos 12 Euros adultos y 6 Euros los niños. Ha estado cerrado un tiempo, ya que lo han estado renovando.

El castillo data del siglo XII y estuvo habitado desde 1185 hasta 1976 por la familia Talbot, pasando de generación en generación hasta que en 1976 una de las últimas herederas lo vendió al Gobierno Irlandés, los impuestos de sucesión eran muy altos y no debía tener dinero para pagarlos.

Cuenta la leyenda que el castillo tiene varios  fantasmas.

  • Walter Hussey, murió el mismo día de su boda y su esposa se casó más tarde con su rival. Quizás por ello, se sintió tan engañado que deambula por el castillo señalando la herida en el costado que le produjo la muerte y gimiendo.
  • Lady Maud Plunkett, esta pobre mujer se quedó viuda el mismo día que se casó, al tiempo volvió a casarse de nuevo y nuevamente enviudó, y el dicho de a la tercera va la vencida, a ella no le funcionó, se casó por tercera vez y otra vez volvió a quedar viuda, ya es mala suerte, menuda viuda negra! Se aparece vestida de novia con el aspecto que tenía en su último matrimonio, dicen que era bastante gruñona, como para no serlo después de haber enterrado a tres maridos. Su último marido también aparece por el castillo, va detrás de ella intentando tranquilizarla
  • Miles Corbet, se le encargó el castillo durante el protectorado quitándoselo mas tarde y se le devolvió a los Talbot ya que Miles Corbett fue juzgado por varios crímenes, entre ellos por haberse atrevido a firmar la sentencia de muerte del Rey Carlos I, así que finalmente fue colgado y descuartizado. Se cuenta que cuando aparece, lo hace como un caballero, con armadura pero de repente se rompe en cuatro pedazos y desaparece, menuda visión!
  • Quizás el más famoso sea el fantasma de Puk. Era el bufón de los Talbott, se enamoró de una de las Damas del Rey que fué detenida por apoyar las causas rebeldes. Puk apareció muerto una noche de Diciembre cerca de las paredes del castillo con una puñalada en el corazón. Antes de morir lanzó una maldición y dijo que su espíritu seguiría en el castillo de Malahide hasta que un Rey se casara con una chica del pueblo, de casta diferente.

En el castillo se pueden visitar varias salas, a mi particularmente la que más me gustó, fue la habitación de los niños. Tiene las camas y juguetes de épocas pasadas, incluso algún trajecito de alguno de los críos.

También se puede visitar uno de los dormitorios principales, aquí también exhiben algún vestido de la señora de la casa encima de la cama.

Yo lo vi hace años, seguramente vaya a verlo otra vez porque con la renovación que han hecho, ahora estará mucho mejor y habrán cambiado cosas, trataré de sacar fotos dentro para ponerlas aquí e incluso lo intentaré con la cámara de video, no sé si tendré suerte, ya veremos!

Tiene un comedor impresionante, con cuadros de los antiguos moradores colgados de las paredes.

Ahora se pueden visitar unos jardines privados que antes no estaban abiertos al público.

Si después de la visita tenéis hambre y la cafetería que tiene el Castillo no os convence, os recomiendo una pizzería que hay en el pueblo de Malahide, en 12G New Street, el Marios Pizzeria. Es una pizzeria muy pequeñita, tiene pocas mesas pero las pizzas que hacen están muy buenas. Las hacen también para llevar. Os lo recomiendo.