Cuando llegas a Dublín, una de las visitas imprescindibles que tienes que hacer, es ir a conocer a Molly Malone, todo el mundo que haya estado en Dublín te habrá hablado de ella, suele ser un punto de encuentro para quedar con la gente.

Su estatua se encuentra enfente del Trinity College, en la calle Grafton

Así que aquí te la presento,

 

Cuentan que Molly era una joven que vendía pescado por las calles de Dublín durante el día, empujando descalza su carrito cargado de berberechos y mejillones y que por la noche se convertía en una mujer de vida alegre. Murió joven de unas fiebres en plena calle.

Se dice que murió el 13 de Junio de 1699, por lo que esta fecha (13 de Junio) se ha convertido en el día de Molly Malone.

Se trata de una leyenda urbana, no hay nada documentado de que existiera la tal Molly Malone pero es bonita la historia que ha generado y ver su estatua te hace creer que realmente existió, incluso todavía se asegura que su espirítu sigue deambulando por las calles de Dublín empujando el carrito.

Sacarse una foto en la que aparezcas tú solo con ella, es misión imposible, siempre sale alguien más en la foto, o a tu lado o pasando por delante, está bastante demandada!

Saludos,

Eire10