Parece el decorado de una película, verdad?

Pues es real, es la Abadía de Kylemore, en Connemara, rodeada de montañas con unas vistas impresionantes.

Siempre que puedo voy por allí, no me canso de verla, la última vez no fue posible porque cayó una cantidad de agua increíble, parecía que iba a salir flotando la abadía. Entramos de chiripa al parking pero de ahí no pudimos pasar, el acceso a la abadía estaba cerrado y estaban desalojando a los visitantes porque las carreteras se estaban inundando.

Y nosotros allí sacando fotos como si nada, cuando nos dimos cuenta y cogimos el coche para salir, ya estaba todo lleno de agua, había coches metidos en charcos con el agua hasta el techo.

Al final encontramos una carretera que no estaba muy mal y por allí tiramos todos los coches hasta un pueblo que se llamaba Oughterard. De allí ya no había forma de salir así que tuvimos que hacer noche en un B&B, bueno, nosotros y unos cuantos coches más que venían huyendo de las carreteras inundadas. Coincidimos todos en un Pub y estuvimos charlando, había una pareja de canadienses que habían venido a Irlanda a buscar a sus antepasados.

Pero bueno, volviendo a la Abadía, un poco de culturilla que nunca viene mal.

En su origen fue un castillo, construido entre el 1863 y 1868 por un rico doctor inglés que quiso demostrarle a su mujer cuanto la quería y le hizo este pedazo de castillo, eso es amor!

Pero a los pocos años, su mujer enfermó de unas fiebres que había cogido en un viaje a Egipto y murió. Llevó el cuerpo hasta Kylemore e hizo un panteón donde la enterró y años más tarde fué enterrado él también.

En el 1920, un grupo de monjas benedictas llegaron a Kylemore huyendo desde su monasterio en Bélgica destruido en la Primera Guerra Mundial.

Arreglaron el castillo de Kylemore y lo convirtieron en un internado internacional y un colegio de día para las chicas del condado. Contaban con una granja y una casa de huéspedes, pero esta última la tuvieron que cerrar por un gran incendio que la destruyó totalmente en 1959.

Con el tiempo se convirtió en un colegio de nivel donde sólo los más pudientes podían enviar a sus hijas, imaginaros, en el año 2008, el curso escolar costaba unos 30.000 Euros!!!

La verdad que tenía que ser un privilegio estudiar allí, como un cuento, bueno, o como la serie del Internado…

Pero en el 2006 las monjas publicaron un comunicado en el que decían que para el 2010 cerrarían el colegio. Imagino que sería porque cada vez llegaban menos alumnas, con la que está cayendo y lo que costaba el curso escolar, no me extraña.

Dijeron que cerraban el colegio pero que ellas seguirían viviendo en Kylemore Abbey. Se especuló mucho sobre si esto sería verdad o si finalmente venderían el castillo para convertirlo en un Hotel de 5 Estrellas.

Por ahora ahí sigue, abierto al público, bueno, menos la zona de residencia de las monjas. También se pueden visitar los jardines y la iglesia gótica.

Os recomiendo que lo visitéis porque es increíble, es como un castillo de cuento de hadas. Aquí os dejo un video donde se cuenta su romántica historia.

Saludos,

Eire10