Alguna vez habéis conducido por Irlanda?

Lo primero que habréis notado, aparte de conducir por el otro lado, es que parece que habéis cambiado de planeta, pasan cosas tan irreales que parece que os están haciendo una cámara oculta.

La primera vez que hice un viaje largo por Irlanda fue de Dublín a Galway, 209 Km. Aquí la verdad que no fue culpa de las carreteras que tardara 6 horas en llegar, fue que acababa de aprender a conducir y mi velocidad media era de unos 30 km/h.

Era una carretera de un solo carril y llevaba una cola impresionante detrás de mí, pero eso sí, nadie me pitaba. Una de las veces que iba detrás de un coche con una L como la mía, me di cuenta que el conductor se echó al arcén para dejarme pasar, yo pensé, igual es que aquí, como no se puede adelantar, hay que circular por el arcén para despejar el tráfico.

Así que la mayoría del camino lo hice por el arcén, cada vez que veía que venía un coche me metía en el arcén para dejarle pasar.

Luego ya cogí más práctica y conducía a una velocidad más razonable, aunque allí tampoco puedes pisar mucho más el acelerador, no sabes que te puedes encontrar en la carretera, para muestra un botón:

Esta vez eran ovejas, pero también pueden ser vacas, gallinas, toda la fauna irlandesa al completo.

A veces no son los animales. Nosotros estuvimos 15 minutos esperando que un señor quitara su tractor del medio de la carretera. El buen hombre no debía encontrar las llaves y nos tuvo un buen rato esperando hasta que por fin aparecieron, la cola de coches que se montó era impresionante, pero vuelta a lo mismo, ni un sólo pitido.

Cuando sales de las ciudades, las carreteras son bastante estrechas, yo os recomiendo que si alquiláis un coche lo cojáis a todo riesgo porque algún arañazo o rasponazo seguro que le hacéis. Incluso a veces, las rayas de la carretera no tienen porque estar rectas y hacen unas eses impresionantes, depende del estado en el que se encontraba el que las pintó!

Pero allí la gente no se estresa, dan por hecho que van a tardar un poco más de la cuenta y se lo toman con mucha calma.

Yo lo comprobé cuando trabajaba en Barclays. Todos los días tenía que ir desde Swords a Sandyford, una hora más o menos de coche.

El más o menos, dependía del señor que estaba en el peaje. Se ve que le caí en gracia y cada vez que llegaba a la ventanilla me pedía mi número de teléfono, todos los días era lo mismo, yo le decía que no y él que si, total unos 5 minutillos no nos los quitaba nadie, al final acababa levantando la barrera y dejándome pasar, eso sí, sin pagar un duro, estuve un año entero sin pagar peaje, me ahorré un dineral!

Pero todos los días montaba un tapón increíble en el peaje, al principio me sabía fatal, pero con el tiempo me acostumbré y lo veía tan normal, allí nadie se quejaba.

Pero a parte de mis experiencias al volante, no había más que abrir un periódico para leer noticias que no podías creer.

Una de las veces, venía una de un accidente de un autobús, de esos de dos plantas que circulan por Dublín. Si no seguías leyendo podrías verlo normal, cuantas veces hay accidentes aquí en España y no te extrañan. Pero lo raro del caso, es que era un autobús que hacía una ruta que tuvieron que modificar porque era San Patricio y todas las calles estaban cortadas, así que le dijeron al conductor por donde tenía que ir, con la mala suerte que tenía que pasar por debajo de un puente y allá que fue, ni se lo pensó.

Dejó el autobús descapotable y encajado en el túnel, hubo diez heridos, para haberse matado. Y lo gracioso del caso es que la calle donde ocurrió esto se llamaba Sandwich Str.

Aquí os dejo un video para que veáis como quedó el autobús:

Y por último, pero no menos importante, qué decir del pedazo de túnel que hicieron para descongestionar el tráfico de camiones que cruzaban por el centro de Dublín para ir al Puerto.

La obra duró unos 5 años y costó unos 752 millones de Euros. La idea era genial ya que alrededor de 9.000 camiones circulaban al día por el centro de Dublín con dirección al Puerto o viceversa, montando unos atascos impresionantes en el centro de la capital.

Pero, oh! sorpresa, cuando todo el proyecto estaba aprobado, las obras ya estaban en marcha, se dieron cuenta de que más de la mitad de los camiones no pasarían por el túnel, eran demasiado altos, la altura del túnel era de 4.65 metros y muchos camiones la sobrepasaban, sin ir más lejos, los del Tesco que tenían una altura de 4.72m.

Decidieron no modificarlo ya que suponía un trastorno, alucinante! así que se quedó como estaba, eso sí, la inauguración fue a lo grande, hicieron incluso un maratón antes de que abrieran el túnel al tráfico.

Disfrutarlo!

Saludos,

Eire10