Hoy mi artículo es un poco especial y está dedicado a mi hermano Javier, que hace ya casi un mes que cruzó el charco, bueno, el charquito y se fue a probar suerte a Dublín.

La verdad que no se fue con una mano delante y otra detrás como se han ido muchos, tuvo la suerte de irse ya con varias entrevistas programadas desde España lo que ya es un logro porque la mayoría de los que nos hemos ido hemos llegado a Dublín a la aventura y no todos han tenido suerte.

Ha estado viviendo casi un mes en un Hotel, ya sabéis que en Dublín como no tengas trabajo lo llevas claro, nadie te alquila un apartamento si no tienes referencias y no estás trabajando, con lo que no te queda otra que vivir en un Hotel o un B&B hasta que te sonría la suerte y te contraten.

Y eso es lo que le ha pasado a mi hermano. Tras hacer unas cuantas entrevistas, y digo varias porque allí parece que estás pidiendo trabajo para la NASA, te hacen una, te piden que vuelvas a la segunda, luego vente otra vez que tienes que hablar con fulanito…. vamos, que se ha pasado el mes con el traje puesto.

Pero la espera ha merecido la pena y voila, pedazo puesto que le han ofrecido! ya podían aprender en España y parecerse un poquito más a su vecino Irlandés en cuanto a sueldos se refiere, que aquí casi tenemos que pagar por trabajar, una vergüenza!

Ahora ya está todo chupado, bueno, viene el follón de ponerse a buscar casa, que tampoco es tan fácil pero ya se sabe que con dinero se consigue cualquier cosa.

Yo aconsejo no coger una casa con muchas habitaciones por el tema de las visitas gorronas, porque la gente cuando se entera de que estás viviendo en Dublín, quieren ir a verte todos y la verdad que al final cansa un poco todo el tema de compromisos, así que si no tienes más que una habitación tienes la excusa perfecta. Bueno, yo iré bastante pero no me considero ni gorrona ni compromiso…

Así que, enhorabuena que te lo mereces!

Javier

Un abrazo,

Eire10