Ahora que queda tan  poquito para las fiestas de Navidad, me acuerdo mucho de mi amigo Paul.

Solía venir siempre un par de días antes de Navidad, con una botella de Baileys que acababa de hacer su madre y que estaba buenísimo.

Así que hoy, me he puesto manos a la obra y lo he hecho.

La madre de Paul echaba siempre 3 huevos a la mezcla,  no los he echado porque de esta forma hay que consumirlo, como mucho, en tres días y yo seguramente lo tenga un poco más en la nevera.

Allá vamos.

Ingredientes:

  • 1 bote de leche condensada pequeño (379 gr.)
  • 1 bote de nata líquida (200 gr.)
  • 1 taza y media de Whisky, aquí dependerá si os gusta más o menos, si no sois muy aficionados al whisky, echar solo una
  • 2 cucharaditas de café instantáneo, si no tenéis a mano, podéis echar una tacita del café de cafetera que tengáis hecho.
  • 2 cucharadas de sirópe de chocolate o chocolate en polvo
  • 2 cucharaditas de azúcar de vainilla o de extracto de vainilla.

DSC_4753.NEF

Como veis, yo no tenía café en polvo y he puesto café recién hecho que tenía.

Lo mismo pasa con el sirope de chocolate, tenía de fresa y caramelo pero no de chocolate, así que he puesto chocolate en polvo.

Ahora ya solo tenéis que mezclarlo todo bien unos 20 segundos y listo.

DSC_4754.NEF

Meterlo en la nevera y servir muy frío.

Ahh! y agitarlo antes  usar.

Espero que os guste

Advertisements