Uno de los sitios más increíbles que he visitado nunca, han sido unas minas que hay en Arigna, en Carrick on Shannon, aquí os dejo el mapa para que os situéis:

Llegamos allí casi por casualidad y cuando vimos el cartel decidimos acercarnos.

El paisaje y las vistas son espectaculares, tuvimos suerte y hacía sol así que resultó más bonito todavía.

Arigna Mining Experience

Vistas desde la mina Arigna

Las minas están abiertas todo el año, de 10 a 17:00. La entrada cuesta unos 10 Euros por adulto y 6 euros por niño, aunque hay ofertas para familias (2 adultos y 1 niño – 22 Euros)

Al entrar te dan un casco que no te puedes quitar en todo el recorrido, la verdad que era bastante gracioso ver a la gente con las redecillas y los cascos puesto, mi hermano me va a matar, pero aquí va la foto:

Minas de Arigna

El tour dura unos 45 minutos más o menos. El guía que nos tocó era un antiguo minero de la mina, así que la conocía como la palma de su mano.

Hasta que no empiezas a bajar no te das cuenta de la sensación de claustrofobia que tiene que sentir esta gente al trabajar ahí, que te puede pasar cualquier cosa y estás a muchos metros bajo tierra, a mi me daba un agobio….

La mina se remonta al siglo XVII cuando se empezó a extraer hierro. Así continuó hasta que encontraron carbón y empezaron a explotarlo también.

La mina se cerró finalmente en 1990

Para los mineros que trabajaban en ellas, nunca había día, entraban en la mina muy temprano cuando aún no había salido el sol y salían por la tarde cuando había anochecido así que se pasaban mucho tiempo sin ver la luz del sol. Libraban los lunes.

El túnel principal no era muy ancho que digamos, con los bordes de las rocas sobresaliendo.

Pasillos

Pero cuando salían del túnel central y se metían por túneles secundarios (por llamarlos de alguna forma), ahí empezaba lo difícil. No podían entrar de pie, tenían que echarse en el suelo y trabajar de esta forma, usaban picos pequeños de mano ya que era tan estrecho que no podían ponerse ni de rodillas.

pasillos estrechos en la mina

El suelo estaba lleno de agua y barro, decían que nunca se les llegaba a secar la ropa en toda la semana.

Las vetas de carbón donde trabajaban eran de unos 50 cm de alto, así que me imagino lo duro que tenía que ser estar todo el día tumbado en agua, con un pico en la mano, el ruido, la oscuridad… vamos, una pesadilla.

Estos mini túneles los abrían por ambos lados, un hombre empezaba a picar y a cavar y llegaba un momento que se encontraba con otro que venía desde otro punto pero hacia la misma dirección. Una vez que el mini túnel estaba hecho, lo apuntalaban con vigas de madera.

Cada equipo contaba con unas etiquetas distintas a las del resto. Cada vez que llenaban un vagón de carbón, le ponían una etiqueta de su equipo y lo mandaban al túnel principal, desde donde, a través de un sistema de transporte, se mandaba al punto de pesaje (báscula).

Cada minero podía sacar 3.000 Kilos al día.

Vagón con etiqueta

El guía nos contó, que había gente que cambiaba las etiquetas de los vagones, quitando las de un equipo para poner las suyas, ya que cuantos más vagones sacaran, más dinero ganaban. Que listos…

En la mina empezaban a trabajar a los 14 años, empezaban en los trabajos más fáciles y peor pagados, hasta que con los años conseguían llegar a extraer el carbón, que era donde más dinero se ganaba.

La verdad que me impactó bastante la visita, te pones en la piel de la gente que trabajó allí y piensas en lo duro que tenía que ser.

Os recomiendo que si estáis por la zona os acerquéis a verlo, aquí os dejo el enlace de la página web por si queréis consultar algo, Arignaminingexperience.ie

Aquí os dejo un par de fotos que he sacado de su página web, para que os hagáis una idea de lo estrecho que eran los túneles

Tuneles mina

picando los tuneles

Saludos,

Eire10