DSC_5012.NEF

Os apetece un trozo?

Os advierto de que esta tarta no es apta para el control de peso,🙂

  • 300 gr. de galletas tipo Digestive
  • 65 gr. de mantequilla
  • Un chorrito de leche
  • 6 hojas de gelatina incolora
  • 200 gr. de nata liquida para montar (un paquete pequeño)
  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • 100 gr. de chocolate de postres o fondant
  • 100 gr. de chocolate con leche

Ingredientes

Como veis, casi todos los ingredientes los podéis encontrar allí en Irlanda en el Lidl, hasta la gelatina así que no tenéis excusa para no hacerla.

Lo primero que haremos será preparar la masa de la tarta. Para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla y el chorro de leche, si tenéis la Thermomix lo haréis en un momento.

Esta es la misma base que utilicé para el Banoffee Pie, podéis usarla para muchas tartas, casi todas pueden ir bien con esta base de galleta.

Una vez que tengamos todo bien triturado y mezclado, la repartimos bien en un molde que no sea excesivamente alto pero que tenga algo de borde.

Base de galleta

Ahora lo que haremos será meter las 6 hojas de gelatina en un bol con agua fría y lo dejamos ahí.

Gelatina en remojo

Nos ponemos entonces con el relleno.

En otro bol o en un plato, ponemos los dos chocolates y los derretimos en el microondas, 1 minuto y medio más o menos, hasta que esté totalmente desecho y reservamos.

Ahora toca montar la nata. Como digo siempre, comprar nata con un 35% de materia grasa para que se monte y quince minutos antes de montarla, meterla en el congelador para que esté muy fría pero no congelada.

Montamos la nata. Si tenéis la thermomix, ponéis la mariposa en las cuchillas y sin temperatura ponéis velocidad 3 1/2.

En un bol grande, echamos la leche condensada y la nata que acabamos de montar y lo vamos mezclando.

Leche condensada y nata

Ahora añadimos el chocolate derretido.

Leche condensada,nata y choco

Esto casi casi que se podría comer ya a cucharadas, qué bueno!

Ahora ponemos una cazuela al fuego con un poquito de agua y metemos dentro el recipiente con la gelatina, bien escurrida, sin agua, para que se vaya deshaciendo al baño maría. Una vez que esté totalmente líquida, la volcamos (la gelatina) en el bol donde tenemos la mezcla de chocolate, nata y leche condensada.

Lo mezclamos todo bien y nos tiene que quedar así:

Chocolate con gelatina

Vaciamos el bol en el molde sobre la base de galletas, bien distribuido.

Yo en este caso, adorné la tarta con unas frambuesas que tenía congeladas y con pepitas de chocolate blanco.

La metemos en el frigorífico y ya está lista para comer.

La podéis acompañar con un poco de nata montada.

Que aproveche!

Nuria