Tarta de nata y trufa

Que buena pinta, verdad?

Me apetecía hacer una tarta con nata y trufa y tras varios intentos fallidos cortando el bizcocho en partes iguales, desistí.

No sé si os habrá pasado, pero el hacer el bizcocho es bastante sencillo pero cuando llega la hora de cortarlo en capas, ahí viene lo complicado, nunca salen iguales y siempre se te rompe alguna. Si alguien sabe de algún truco para cortar el bizcocho, se agradecería    :)

Así que el día que vi en el supermercado que vendían estos bizcochos, con tres capas bien separadas, pensé, esta es la mía  por fin voy a poder hacer mi tarta de nata y trufa.

Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:

  • 3 capas de bizcocho
  • 4 botes de nata para montar de 200 ml cada uno
  • 50 gr. de azúcar
  • 100 gr. de chocolate para postres, fondant
  • Fresas para decorar
  • Mermelada de fresa
  • Virutas de chocolate

Ingredientes

Lo primero que haremos será preparar la trufa, ya que luego tenemos que dejarla unos 20-30 minutos que enfríe para poder montarla.

Para ello echaremos en un cazo dos de los paquetes de nata líquida para montar (400 gr.) junto con el azúcar. Cuando la nata esté caliente, echaremos el chocolate en trozos y vamos removiendo hasta que esté totalmente disuelto.

Trufa

Yo lo he repartido en dos recipientes para una vez enfriado, guardarlo en la nevera y luego meterlos en el congelador para que enfríen más rápido, pero cuidado, que no se congelen.

Mientras se enfría la trufa, vamos a montar la nata, que habremos metido 20 minutillos antes en el congelador para que esté muy fría, pero igual que la trufa con cuidado de que no se congele. Recordar que la nata tiene que tener un 35% de materia grasa para que se monte, hay algunas como la del mercadona que creo que lleva 34% y yo alguna vez he probado con ellas y no se me ha montado (aunque otras veces sí, pero para evitarlo comprar una que lleve 35% de grasa)

Para montar la nata podemos utilizar la Thermomix, se hace en un periquete, echaremos los 400 gr. en la máquina y ponemos velocidad 4, sin tiempo, notaremos que está montada porque empieza a hacer un ruido diferente o podemos ir viéndolo por arriba. Cuando esté casi lista, añadimos dos o tres cucharadas de azúcar.

Nata montada

Si queréis podéis utilizar nata de bote, de las de spray, no sabe igual pero está también buena.

Una vez que la trufa está bien fría, la montamos como hicimos con la nata.

Trufa montada

Ahora sólo queda ir preparando la tarta.

Para ello, cogeremos una capa de bizcocho y extenderemos una capa de nata.

Capa de nata

Ahora cogemos otra capa de bizcocho y por la parte de abajo, la untamos bien de mermelada (yo he utilizado de fresa pero si usáis otras frutas para decorar, podéis poner el sabor de mermelada que queráis.

Capa de mermelada

Colocamos la capa de bizcocho con fresa encima de la capa con nata.

Juntar bizcochos

Untamos de trufa la parte de arriba del bizcocho, extendiéndola bien

Capa de trufa

Y ya por último ponemos encima la última capa de bizcocho.

Ahora sólo queda decorarla.

Yo utilice la nata y trufa que me habían sobrado. Con una manga pastelera fui repartiéndolo por la última capa, no es que fuera una obra de arte pero en fin…

Nata y trufa

Luego puse las fresas, aquí podéis utilizar cualquier otra fruta y por último añadí unas virutas de chocolate blanco.

Y aquí está el resultado:

Con fresas

Con fresas y virutas chocolate

Así que ya sabéis, si queréis quedar bien, esta tarta está buenísima y es súper sencilla de hacer.

Tarta