Restaurante

La semana pasada fuimos a comer a un sitio que nos recomendó mi hermano Javier, el Bison Bar.

Se encuentra en 11, Wellington Quay, en Dublín 2, muy cerquita de O´Connell y pegado al río Liffey.

El sitio es bastante original y además se come muy bien y lo más importante, de precio genial. También puedes tomar unas pintas si no te apetece comer.

Entras en el local y te encuentras con un salón decorado al estilo texano, con sillas de montar a caballo para sentarte, cabezas de búfalos y otros animales (esto no es de mi estilo, lo veo bastante macabro pero en fin) y una carta no muy extensa pero bastante buena. (Fotografía propiedad de Patrick Hanlon)

Bison Bar

Tienes que pedir en la barra y pagar, te dan un numerito y cuando está listo tu pedido te lo llevan a la mesa.

Nosotros pedimos todos el Pulled Pork, unas tiras de cerdo hechas a fuego lento durante 13 horas (todas las carnes se hacen igual) y te dan la opción de pedir dos guarniciones con la carne (ensalada de col, ensalada de patata, patatas fritas, aros de cebolla…) y todo por 12,95 Euros. (Foto propiedad de  Patrick Hanlon)

Menu Bison Bar

Tiene un Beer Garden (zona de fumadores) donde puedes comer también, una parte tapada y otra al aire libre. Roberto y Sergio aguantaron toda la comida sentados en las sillas de montar, dijeron que eran bastante cómodas.

Sillas de montar

Sirven comida desde el mediodía hasta las 21:00 horas cada día. Eso sí, hay que ir con bastante hambre porque las raciones son generosas. Que aproveche!!

Comiendo